Sin Twitter no hay campaña
Actos y congresos & Análisis comunicación política

Sin Twitter no hay campaña

04/07/2010

Simpático pajarito de Twitter“Welcome to the World in which journalists are redding blogs to get their stories and bloggers are scanning Twitter for their leads”.

 

No lo digo yo. Lo dice un artículo del número de mayo de la revista “Campaigns and elections” (ya sé que estamos en julio, pero me acaba de llegar a casa… Es lo que tiene el correo postal de toda la vida…) Y por los miles de artículos relacionados con esta red social y un poco de observación empírica, podría decir que no van mal encaminados.

Twitter se ha diferenciado del resto de redes sociales por tener un carácter más profesional que el resto. No se trata tanto de exponer tus mejores fotos de fiesta, cubata en mano, y competir por hacerte amigo hasta del barrendero de tu barrio, como podría ser el caso de Facebook, sino de  dar una información en tiempo real a una amplia audiencia. Evidentemente, esta red de mensajes cortos también se usa con fines lúdicos y hay quien hace verdaderas muestras de “incontinencia textual”, como si tuviera que “piar” hasta sus momentos más íntimos, pero en este caso quiero hacer referencia a la importancia creciente que Twitter está teniendo en el ámbito de la comunicación política.

Sobre todo en Estados Unidos, a día de hoy ya es impensable cualquier campaña que no haga uso de los nuevos medios de comunicación online. En España, como siempre, vamos un poco más rezagados, aunque parece que la tendencia (lentamente) va hacia la profesionalización del marketing político. El error más común, no obstante, es creer que todo candidato es Barack Obama y que España es Estados Unidos. Y es evidente que no es así.

Ernest Benach, President del Parlament de Catalunya, explica en su libro “Política 2.0”: “El perfil de Twitter es otra de las herramientas que, según considero, sirven para poner un granito de arena en la construcción de la democracia 2.0. El gran valor de esta red de microblogging (…) es la participación en primera persona, es el componente personal de relación y de comunicación directa con los miembros de esta red. Sirve para comunicar, pero sobre todo sirve para relacionarse. A corto y medio plazo se perfila como la herramienta que cuajará mejor entre a ciudadanía por la posibilidades que ofrece de dirigirse de una forma más directa, transparente y concisa a los ciudadanos. Aporta credibilidad.”

Como bien dice Benach, es cierto que Twitter y otras redes sociales aportan credibilidad y cercanía. Eso sí, se debe tener muy en cuenta que su uso no puede ser simplemente electoralista, ya que si no se obtendrá el efecto contrario. Que alguien ayude a un político a gestionar sus perfiles sociales es hasta cierto punto normal, pero ese político en cuestión debe estar detrás de los mensajes que se den y no puede pretender en ningún momento estar donde no ha estado – la omnipresencia es complicada incluso en la red- o decir en Internet lo que raramente diría en persona. Son detalles que deben cuidarse mucho.

El artículo que he mencionado al principio del post da una serie de consejos sobre cómo hacer un buen uso de Twitter con fines electorales:

1)   En campaña electoral, los tweets más efectivos deberán enlazar a actos, llamamientos o propuestas concretas que estén explicados en la web de campaña.

2)   En relación al primer consejo, asegúrate de que tus links son accesibles desde un dispositivo móvil. Tu mensaje quedará cortado si los enlaces que sugieres no pueden leerse en el smart phone donde estoy leyendo tus tweets.

3)   Siempre es útil la inclusión de hashtags relevantes (#gobierno, #educación, #nombre-de-tu-partido/candidato…) para captar al público que tenga interés en estos temas y busque información sobre ellos.

4)   Sigue a la gente que tweetee sobre ti y escucha lo que digan… “Twitter is a community effort, get involved and reciprocate and you won’t be left to tweet alone”

5)   Escucha a la comunidad. Haz un esfuerzo por responder a los mensajes directos, observa quien te está retweeteando y dales las gracias.

6)   Sigue los mensajes de tus oponentes en Twitter –podrás aprovechar sus meteduras de pata. Del mismo modo, asegúrate de que todo el grupo de campaña que tweetee, especialmente si alguien lo hace en tu nombre, piense antes de escribir…

El artículo concluye haciendo referencia a una guía con más trucos y consejos sobre esta fantástica red social que cada vez tiene más adeptos. Podréis consultarla haciendo click aquí.

0

Follow Sandra on

A %d blogueros les gusta esto: