Sesión de análisis de las elecciones catalanas
Actos y congresos & Análisis comunicación política & Elecciones

Sesión de análisis de las elecciones catalanas

02/12/2010

Si antes del 28-N la moda era hablar de las diferentes campañas electorales, tras las elecciones lo suyo es analizar los resultados… Y ayer me fui a una sesión de análisis en la que participaban Joaquim Colominas, politólogo y profesor de la Universitat Ramon Llull;  Joan Botella, catedrático de ciencia política y de la administración de la Universitat Autònoma de Barcelona; Manuel Milián, periodista y presidente de la Associació d’Amics de la UAB, y Antonio Franco, periodista y profesor universitario.

E10

JOAQUIM COLOMINAS

Joan Marcet fue el encargado de moderar el debate y Joaquim Colominas fue quien abrió la sesión. Destacó el contexto de triple crisis en que han tenido lugar las elecciones: crisis económica, crisis de las relaciones Catalunya-España y crisis de confianza hacia la clase política (la famosa “desafección”), que nos ha brindado la santísima trinidad de: el peor resultado del PSC, la debacle política de Esquerra y un buen resultado de CiU -que no el mejor de su historia.

A continuación planteó una serie de hipótesis o tópicos para comentar en qué grado se han cumplido o no en las pasadas elecciones al Parlament de Catalunya.

  • 1ª hipótesis: las crisis castigan a los gobiernos en el poder. Según Colominas, ese fue el caso también en Catalunya; no sólo, pero tuvo una gran influencia en el cambio de ciclo.
  • 2ª hipótesis: las elecciones las pierden los gobiernos; no las gana la oposición. En este caso, Colominas cree que el tripartit perdió las elecciones, pero que por su parte CiU también las ganó. El gobierno no supo construir un modelo de país y la oposición hizo los deberes: CiU centró su campaña en movilizar a sus antiguos abstencionistas, a captar el voto útil del PSC y a posicionarse como gobierno estable en un momento de crisis.
  • 3ª hipótesis: cuando los resultados están cantados, la participación baja. Era lo que todos esperábamos; no tanto por el hecho de que la victoria de CiU fuera clara, sino por la desafección política que se respira en el ambiente. No obstante, no ha sido el caso.
  • 4ª hipótesis: los factores estructurales cada vez influyen menos en las elecciones y en su lugar aumenta el protagonismo de los factores coyunturales. Así es. En este caso, lo que realmente estaba en duda en la campaña era la magnitud de la victoria de CiU.
  • 5ª hipótesis: la campaña no es decisiva. Colominas dejó este punto para el debate final, que acabó siendo el más jugosito de todos por las características que ha tenido la campaña electoral de este año.

JOAN BOTELLA

Joan Botella abrió su turno con una mención a que el tripartit, en 2006, lo que consiguió en realidad fue una tregua. Su primera edición fue novedosa, tenía un discurso y, pese a las peleas internas, hizo una buena gestión. En cambio, el segundo tripartit confundió el no hacer ruido con el silencio: un gobierno sin portavoz –por tanto, sin discurso-, que no aprobaba medidas o no ejecutaba las que aprobaba, con un President menos carismático que el anterior y con la manía de hacerse la oposición a sí mismo.

Botella destaca varias cifras de las elecciones:

–          50 – era el porcentaje de participación máxima que se esperaba, pero que finalmente ha rozado el 60%

–          60 – los escaños mínimos que necesitaba CiU para gobernar en solitario… Superado en dos.

–          30 – el tope mínimo de escaños que el PSC necesitaba para no aparentar una derrota estrepitosa.

–          70-48 Los escaños que sumaba antes y ahora el tripartito. Con los malos resultados actuales, Botella se sorprende de la extraña celebración de la victoria de Iniciativa.

–          26 – Los municipios en los que CiU no ha conseguido ganar a sus contrincantes (lo hizo en los 920 municipios restantes…)

Sobre el baile de votos, apunta: CiU ha conseguido atraer a sus antiguos abstencionistas y a nuevos votantes que en las anteriores elecciones eran menores de edad. El PP, aunque ganó más votos con Vidal Quadras, disfruta de una victoria en escaños que ha evitado la entrada de Anglada en el Parlament. Esquerra ha perdido la mitad de sus votos, dos tercios de los cuales han ido a parar a Solidaritat y a Reagrupament. Y Laporta consigue cuatro diputados gracias a lo que le viene de Esquerra, a su fama/relación con el Barça y al voto friki.

Como clásico de las elecciones, repite el debate sobre los bloques electorales en los medios de comunicación y como novedad, la euforia del 2.0 que, en su opinión, no tiene un papel decisivo en el voto de los electores, por mucho gurú que afirme lo contrario.

MANUEL MILIÁN

Para Manuel Milián los factores exógenos han jugado un papel fundamental en las recién pasadas elecciones. Por otro lado, la campaña ha sido de un nivel bajísimo, recurriendo a los tópicos y con una gran dosis de populismo que nos ha traído las campañas histriónicas que hemos podido ver estos días.

Milián le agradece enormemente al PP que haya sido el único partido que ha enfocado la inmigración sin recurrir a lo políticamente correcto, ya que gracias a este posicionamiento Anglada se ha quedado a las puertas del Parlament, pero no dentro.

Sus conclusiones sobre el proceso electoral son las siguientes:

–          Se ha producido un cambio de mayorías que se extenderá a los otros dos niveles (local y estatal)

–          Los catalanes se han avocado al pal de paller, a la imagen de estabilidad que ha ofrecido CiU en campaña, con cierta inercia de “recuperación del pujolisme”.

–          El PP se ha beneficiado del voto de fuga de la izquierda.

–          La campaña ha sido tan pedestre que los partidos deberán reconfigurarse para que algún líder o idea rehaga el estado de desánimo actual.

–          Se está produciendo una nueva polarización de los nacionalismos, con un auge del nacionalismo español.

–          El desastre al que ha conducido la partidocracia conllevará la reaparición de la sociedad civil.

ANTONI FRANCO

Como último ponente, Antoni Franco comenzó su intervención con una frase de Montilla: aquestes eleccions són decisives. Diran quin camí ha de seguir Catalunya no només durant una legislatura, sinó durant tota una generació. Así lo cree también Franco, para quien las pasadas elecciones han definido un nuevo mapa político en Catalunya.

En contra de lo que comentaba Milián anteriormente, para Franco la crisis no ha sido un factor tan importante, ya que el tripartit se hubiera hundido igualmente sin ella. Los motivos: entre otros, la mala comunicación o la falta de pedagogía de lo que significa un gobierno de coalición –que impuso la tesis convergent de que el tripartit suponía un pacto antidemocrático. Además, tuvo menor sintonía con los medios de comunicación y quedó supeditado al debate sobre la cuestión identitaria.

Antoni Franco cree que vivimos una tendencia al alza del independentismo –según él, CiU es el partido con más independentistas de Catalunya. Y destacó el mantenimiento en el Parlament de Ciutadans, que empieza a configurarse como otra voz, en línea muchas veces con planteamientos del PP. Finalmente, habló de la influencia que tendrá en el futuro político de Catalunya el camino que decida seguir el PSC, aunque en su opinión lo único que tienen claro en este momento es que no saben qué hacer.

Y hasta aquí las ponencias. Respecto al debate, sólo destaco una cifra curiosa: los 220.000 votos que se han quedado sin representación parlamentaria: la facilidad para presentarse a las elecciones anima la creación de pequeños partidos y vuelve a despuntar la participación de empresas de mailing con apariencia de partido político.

0

Follow Sandra on

  • Pingback: Tweets that mention Sesión de análisis de las elecciones catalanas | El blog de Sandra Bravo -- Topsy.com()

  • Alfonso

    Estoy bastante de acuerdo con los análisis que han realizado los cuatro ponentes, aunque yo daría más peso a la fuga de voto de la izquierda al PP, como dice Manuel Millán. El flirteo nacionalista ha provocado que el voto no nacionalista y castellanohablante del PSC, que era bastante numeroso, le deje en la estacada para irse a la abstención o a partidos españolistas como el PP. Lo que no sé es cómo el PSC no lo veía venir después de los resultados del referéndum del estatut, en el que quedó claro que sus propias bases no acudieron mayoritariamente a votarlo. En definitiva, en los ejes izquierda-derecha y España-Cataluña de la política catalana, el PSC se ha ido desplazando del izquierda-España al izquierda-Cataluña, o al menos esa ha sido la impresión que ha tenido parte de su electorado.

  • Pau

    El meu vot va ser un dels que no va quedar representat. El que no arribe a entendre és com potser que això no siga considerat «inconstitucional». Continua existint la impressió que si no és PP o PSOE, no existeix vot vàlid.

A %d blogueros les gusta esto: