Marga Sanz, del colegio de monjas al Partido Comunista
Análisis comunicación política & Colaboraciones en medios & Elecciones

Marga Sanz, del colegio de monjas al Partido Comunista

20/05/2011

Entrada publicada en el Especial Elecciones de Valencia Plaza. 

Tras años de militancia en la izquierda de la izquierda valenciana, Marga Sanz aspira a potenciar la imagen de marca de EUPV como única alternativa política en un momento de crisis como el actual.

marga_sanz_IU
Dice la sabiduría popular que a un niño basta con que le digas lo que tiene que hacer para que haga justamente lo contrario. Este parece ser el caso de  Rosario Margarita Sanz Alonso, más conocida como Marga Sanz. Nació en el seno de una familia acomodada de Valencia sin vinculación política y estudió en el colegio de monjas Jesús y María. Aun así, como adolescente rebelde en época franquista, decidió afiliarse al partido comunista. Y, no satisfecha con ello, en los años ochenta se situó en la oposición de izquierdas a la izquierda, el Partido Comunista de los Pueblos de España, formación pro-soviética en la que ocupó un papel muy activo hasta regresar de nuevo al PCE en 2001.

La actual coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià conserva un aire travieso e infantil en su sonrisa, con cara de bona xiqueta que no ha roto un plato en su vida. No obstante, recuerda que sus padres sintieron su detención por su actividad política en 1972 como un “atentado contra la dignidad de la familia”.marga_sanz_joven

Marga Sanz es licenciada en económicas, catedrática de instituto y docente en el centro de Tavernes Blanques. Desde 1979 se afilió a la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras del País Valencià, donde ha mantenido una importante actividad sindical.

A finales de 2007, Sanz pasó sin hacer demasiado ruido por la escena política española, al disputar la candidatura de Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno a Gaspar Llamazares. Pese a contar con el apoyo del PCE y de la corriente Espacio Alternativo, la derrota de Sanz fue contundente (Llamazares obtuvo el 63% de los votos frente al 37% de la dirigente valenciana).

Más suerte tuvo el 8 de marzo de 2009, cuando fue elegida coordinadora general de EUPV con el 90% de los votos y Glòria Marcos, en el cargo por aquel entonces, le cedió su escaño en les Corts. Así y todo, estos años como diputada no le han servido a la actual candidata a la presidencia de la Generalitat de EUPV para proyectarse a la opinión pública. Según la última encuesta del CIS, menos del 12% de los valencianos la conoce.

Por eso su campaña está apostando por el valor de marca de su partido, intentando marcar distancia con el PSPV-PSOE y aprovechar así el descontento de sus votantes. Sin embargo, su verdadero rival el 22 de mayo es la Coalició Compromís, de la que EUPV formó parte en las anteriores elecciones y de la cual, según Sanz, les tiraron antes de darles tiempo a decidir si querían marcharse.

Si la tendencia sigue como hasta ahora, todo parece indicar que será EUPV quien consiga la representación que en su momento alcanzó la Coalició Compromís de la que formaban parte. Según Sanz, su partido representa “la única fuerza de izquierda contundente que puede romper políticas neoliberales del PP y PSOE”, y por eso reclama el voto a la gente que está sufriendo la crisis y no se conforma.

A pesar de que Sanz ha pasado desapercibida entre la ciudadanía durante todo este tiempo, su actividad política le ha reportado ya su primer libro: doscientas páginas en las que el historiador y periodista Mario Amorós recorre la vida y militancia política de la candidata de Esquerra Unida a la Generalitat. Conversaciones con Marga Sanz narra su historia y la de tres históricos de la izquierda valenciana como Antonio Montalbán, primer secretario general de Comisiones Obreras del País Valencià; Ramiro Reig, catedrático de Historia Económica, y Glòria Marcos, ex dirigente de EUPV.

Durante esta campaña, poco a poco Marga Sanz se va dejando ver en diversos actos y entrevistas, lanzando alguna de sus propuestas como la creación de una agencia publica de investigación o la reciente petición del cierre de Cofrentes. Aun así, es consciente de sus limitaciones y sabe que EUPV, a día de hoy, nunca tendrá una buena representación en les Corts; aunque aspira a superar la barrera del 5% y hacer notar la voz de su partido en una Cámara que quedará, en su gran mayoría, teñida de azul.

0

Follow Sandra on

A %d blogueros les gusta esto: