Lissavetzky vs Gallardón: a ver quién hace la peor web de campaña
Análisis comunicación política

Lissavetzky vs Gallardón: a ver quién hace la peor web de campaña

03/03/2011

Las elecciones del 22 de mayo se acercan y cada vez son más los candidatos que presentan su imagen web y sus perfiles en redes sociales. Los políticos parecen tener muy claro que Internet juega un papel fundamental en campaña, pero no se han parado a pensar qué significa realmente ni de qué manera deben integrar las nuevas herramientas en su estrategia de comunicación global. Y así pasa lo que pasa… Para muestra, las webs de Jaime Lissavetzky y Alberto Ruíz-Gallardón, ambos candidatos a la alcaldía de Madrid.

Jaime Lissavetzky: comunicación 0.0

 

La página web de Jaime Lissavetzky, www.laclavequecambiamadrid.es, comienza con un vídeo presentación con el que no sabes si reírte o llorar: música de intriga, cara girando al sol y, de repente, un busto parlante súper repeinado que empieza a soltar su discurso: Nuestra ciudad necesita un gobierno cercano a los problemas de los ciudadanos y las ciudadanas… Soy mujer y nunca entenderé la necesidad de repetir constantemente “los y las ciudadanas”; “los políticos y las políticas”; “para vosotros y vosotras”… Atenta contra la economía del lenguaje y no significa que se nos esté valorando más por ello.

El vídeo, contiene una mezcla de planos detalle –un poco más de aire en el plano le hubiera favorecido más- con la cara bañada por el sol; perfil de mirada interesante y busto parlante que se repiten constantemente. En un momento dado, se vislumbra una sonrisita forzada del candidato que más que darle un aire simpático, queda totalmente artificial.sonrisita-falsa-lsvtzky

Una vez terminado el vídeo, la web te conduce automáticamente a su fatídica página de inicio: una selva de letras y números rojos sobre fondo blanco que no paran de moverse y que desconciertan y marean por igual –no necesariamente en este orden. Intentar concentrarse para buscar alguna información útil resulta complicadísimo porque, además de las letras con epilepsia, de fondo nos “deleitan” con una serie de ruiditos mecánicos constantes y repetitivos que enervan a cualquiera.web-lsvtzky

Intento serenarme, pincho con el ratón en el centro de la página y, ¡horror!, vuelve a comenzar el vídeo de presentación. Salgo de allí y veo que a mano derecha aparecen seis claves. Le doy a la primera: de nuevo un vídeo de busto parlante que me espeta: Convertir MadriZ en la ciudad del empleo; esa es mi principal prioridad. Lo que te hace pensar automáticamente, “este tipo es muy listo, vaya clave que me ha dado.” De coletilla aparece la voz de una mujer que habla más que él y apostilla: La clave que cambia Madrid. Jaime Lissavetzky, candidato a la alcaldía de Madrid. Partido socialista.

Existe la opción de ver todas la claves de golpe o por separado, pero el formato siempre es el mismo: reutilización de los planos del vídeo de presentación; frase estrella de Lissavetzky y coletilla de la señorita que hace la voz en off.

De nuevo en la página de inicio, consigo clicar encima del nombre del candidato y me aparece ¡un pdf! -muy en línea con la estética de la página- en el que encontramos su currículum personal y una foto.

cv-lissavetzky

En la parte superior derecha de la web, junto al reloj que da la cuenta atrás con décimas de segundo y al que procuras no mirar para no marearte más de lo que ya estás, aparece disimuladamente el logo del PSM-PSOE con el puño y la rosa (enlazado con la correspondiente web).

No hay ningún e-mail de contacto al que dirigirse, pero sí algunos perfiles de redes sociales: Facebook, Twitter, Tuenti, Youtube y Flickr. De ellos, comentar que Youtube sólo contiene los mismos vídeos de las claves y el de introducción a la web y que el perfil de Flickr es una auténtica tortura visual, en el que aparecen más fotos de logos y letreros que de personas.flickr-lsvtzky

Pero la gran pregunta de la web de Lissavetzky es: ¿qué narices quiere decir eso de LSVTZKY 6.0? ¿Quería ser más papista que el papa y del 2.0 hay decidido saltarse cuatro puntos porque su web es más dinámica y más moderna que ninguna? ¿O más bien el punto representa el símbolo de multiplicar y debemos deducir que 6.0=0, que es el grado de eficiencia comunicativa que tiene la web?

La web de Lissavetzky peca por exceso de querer aparentar una estética 2.0 y por falta de claridad. Además, el estilo de página no casa para nada con la imagen que transmite el candidato. Y, evidentemente, es una web que no cumple con las mínimas normas de accesibilidad web.

 

Alberto-Ruíz Gallardón: ¡vivan las fotos de banco de imágenes y el diseño web de los 90!

 

A Gallardón no le podrán decir que peca de modernillo porque su página web, www.gallardonconmadrid.es, es de un hortera que asusta, con las típicas cajas de texto de las primeras webs de los 90.web-gallardon

En la cabecera ha desaparecido ya el famoso fotomontaje con los suecos, pero aparecen de nuevo fotos de perfil de banco de imágenes entre las que Gallardón apenas se distingue del resto. Las fotos de la cabecera, por supuesto, son prototípicas y no dejan ningún perfil fuera: inmigrante y abuelita incluidas.gallardon-suecos

Por suerte, no existe ninguna música de fondo que nos taladre los oídos, pero al ver la frase que corona la web: Nos gusta Madrid, nos gustas tú, es difícil no acabar tarareando la canción de Manu Chao: me gusta marihuana, me gustas tú… que no creo que case mucho con el programa de Gallardón.

A mano derecha encontramos dos cajas de texto con los mensajes de Twitter del candidato y la información más reciente de su muro de Facebook. En el momento de hacer la captura de imagen, Gallardón acababa de recomendar un libro en Facebook titulado “En la mente de un perro”, cuya portada desentona estrepitosamente con el resto de la página.

Lo que más llama la atención de esta web es que carece absolutamente de contenido. De entrada, nos invitan a hacer propuestas vía web o teléfono gratuito, pero ellos no indican ni la típica frase de rigor del manual de propuestas obvias del candidato.

Si nos vamos a las pestañas de la izquierda, en presentación encontraremos un texto, modelo carta burocrática –sólo le falta la firma escaneada-, con una redacción poco afortunada: Una ciudad se hace entre todos. Por eso tu opinión es tan importante. De lo grande a lo pequeño, de la economía al urbanismo, puedes contribuir con tu participación a que Madrid sea una ciudad mejor. Os aseguro que, por mucho que lo intento, no comprendo el significado ni la función de la frase: de lo grande a lo pequeño, de la economía al urbanismo…presentacion-web-gallardon

En el apartado de propuestas siguen sin proponernos nada, pero invitan al usuario a enviar las suyas. Hacer participar a los ciudadano siempre es positivo, porque conseguimos que se impliquen y al mismo tiempo conocemos sus preocupaciones, pero eso no exime al candidato de presentar sus propias propuestas.

La pestaña de comunicación podría llamarse buscador, porque es lo único que contiene. De nuevo, ningún e-mail de contacto por ningún lado…comunicacion-gallardon

Por último, los apartados de fotos y vídeos carecen de sentido cuando has habilitado un perfil de Youtube y Flickr al que enlazas desde la web. El resto de redes sociales que se enlazan desde la página son Facebook, Twitter y la opción de subscribirte a sus feeds.

En la parte superior derecha aparece el logo del Partido Popular, pero no está enlazado con la web del partido, que curiosamente no aparece por ningún lado.

En definitiva, tanto una como otra web son dos ejemplos claros de:

–       No sé para qué sirve Internet, pero me voy a hacer una web y un perfil en redes sociales porque mola… ¡Error! Internet es una herramienta indispensable, pero debe integrarse dentro de una estrategia de comunicación concreta.

–       Han desaprovechado la capacidad de diálogo que ofrece una buena web: bien por no invitar a participar al usuario, bien por quedarse calladito y esperar a ver qué dicen los demás de ti.

–       Han descuidado los diseños y la estructura comunicativa de su página: uno por exceso y el otro por defecto.

–       Ninguno incluye una dirección de e-mail a donde dirigirse.

–       Carecen de mapa web con la estructura de contenidos de la página.

–       Son páginas improvisadas para las elecciones que han sido diseñadas sin seguir un objetivo concreto dentro de un plan de comunicación definido previamente.

0

Follow Sandra on

  • Muy buen artículo, me ha encantado. Me parece que la página web de Lissavetzky la han hecho los mismos que hace 10 años ponían .gifs animados por todas partes porque es lo que molaba, y la de Gallardón la han hecho con una plantilla de hace mucho tiempo dándole un par de vueltas a los colores.

    Yo ayer publiqué un análisis de la web de Tomás Gómez (http://wp.me/p4nwd-cZ) y hace un apr de semanas de la web de Esperanza Aguirre (http://wp.me/p4nwd-cf). ¿Cómo ves tú las páginas de estos candidatos?

  • Gracias Andrés,
    ¡Enhorabuena también por tus posts! Las webs de los candidatos autonómicos me parecen más acertadas -aunque no es muy difícil. Aún así, hay aspectos mejorables. Una de las cosas que comentas y que podría haber tenido mucho tirón, pero que considero que han dejado “a medias” es el vídeo-flashmob de los paraguas rojos de la web de Tomás Gómez. Empieza bien, pero cuando parece que va a “pasar algo”, termina…
    Eso sí, al menos nos da para distraernos a los que nos gusta esto de analizar contenidos!

  • Jordi

    Felicitats per l’article Sandra. Crec que has fet una descripció molt bona i acurada d’aquestes 2 webs i d’altres de similars on sembla que hi siguin per “obligació” (és el que es porta avui dia i tothom ho té) ja que el contingut, usabilitat, accessibilitat o aportació que tenen deixa bastant que desitjar. Aquests exemples fan bastant mal als que intentem que una web no sigui un munt de links o un fulletó enganxat a la pantalla de l’ordinador.

    Ah! per cert. Crec que el 6.0 està perquè es presenten 6 claus (o no, qui sap).

    • Gràcies Jordi!

      Posiblement el 6.0 tinga aquest sentit, però no és evident i més bé dóna la sensació de fantasmada.
      El tema de les webs dóna per a moltes anàlisis ;-p
      Sandra

  • Jordina

    Sandra,
    Un article sensacional!
    M’ha encantat!
    Quina feinada i quina anàlisi més ben feta!
    Una abraçada

    • Moltes gràcies guapa!
      Quina alegria tindre’t per ací! Espere que et vaja tot molt bé,
      Una abraçadeta,
      Sandra

  • Pingback: Sevilla 2.0 » Archivo » Precampaña 2.0: Zoido y Espadas sí se ‘enredan’()

  • Convergenciacalafell

    Gran post; certament, resulta increïble com alguns polítics (o els seus asesors, treballadors etc…) enténen tant poc sobre comunicar a la web.

  • Es curioso ver como haciendo las cosas tan mal se tiene tanta fuerza… la explicación está en el valor de la marca??? en los años de historia??? en los referentes….. Desde luego con más planificación, más ahorro, más eficiencia, mejores resultados…. tu análisis me gusta.

  • anonimo

    Yo creo que su web esta muy bien , refleja perfectamente su cultura organizativa:
    progres trasnochados
    y carcas anticuados

    El bipartidismo puede resultar aburrido pero no es confuso.

  • Pingback: Webs de Jorge Alarte y Francisco Camps o cómo dar visibilidad a lo accesorio y desaprovechar una buena herramienta 2.0 | El blog de Sandra Bravo()

A %d blogueros les gusta esto: