La moda de ZP… lost in translation
General

La moda de ZP... lost in translation

21/09/2010

El Mundo hacía referencia ayer a un artículo del Frankfurter Allgemeine Zeitung sobre la moda en el gabinete de Zapatero. El diario de Pedro Jota, como viene siendo habitual, da un enfoque sensacionalista al artículo, inventándose incluso algunos detalles, y destaca la parte de “sozialistas fashionistas” de tal manera que María Teresa Fernández de la Vega y Leire Pajín ya han tachado hoy de intolerable el reportaje del FAZ.

Ejecutivo ZP

Como invertí tres años de mi vida en Alemania, he ido a buscar la fuente original y, sinceramente, creo que El Mundo exagera un poco sus palabras, cuando no las inventa por arte del Espíritu Santo…

Cada uno es libre de tomarse el artículo como mejor le parezca, pero debemos tener en cuenta que aparece en la sección de moda del diario, aunque con una clara referencia política. Lo segundo es que más que criticar el estilo particular de las ministras, lo que hace es ironizar con la idea de que una persona de izquierdas, cuando alcanza el poder, olvida la chaqueta de pana y la camisa de colores en el armario.

Estoy de acuerdo en que el titular no es el más adecuado, ya que a ninguna mujer le gusta que le tachen de muñequita, y podría haber escogido otro enfoque, pero no es cierto que la noticia critique el estilo de las ministras y alabe el de Zapatero. Lo que resalta es que ZP fue el único que hizo su cambio de look antes de llegar al poder, justo a finales de su campaña, mientras que las ministras Aído, Chacón y la vicepresidenta De la Vega encarecieron su fondo de armario al poco tiempo de jurar el cargo. Es verdad que de las tres, Aído es la peor parada al llamarla señora “Papá quiero ser ministra”, pero El Mundo se ha inventado totalmente lo de que González Sinde promocione el flamenco con su look gitano. De hecho, la noticia no dice nada de la Ministra de Cultura, sino que simplemente aparece una foto suya en la que el pie de página dice que luce un “gipsy look”.

De Trinidad Jiménez, destaca que ha vuelto a una moda más modesta -“cercana al pueblo” sería la traducción literal- desde que aspira a candidata del PSOE para la comunidad de Madrid. Mientras que a Beatriz Corredor, Ministra de Vivienda, y a Cristina Garmendia, Ministra de Ciencia, Innovación y Tecnología, tampoco las cita, pero las saca en foto con una simple e imparcial descripción sobre su indumentaria.

En cuanto a los socialistas, el FAZ habla del sorprendente cambio de imagen de Blanco desde que aceptó el Ministerio de Fomento (comenta irónicamente el autor que lo único que le quedaba de su antigua imagen, las gafas, también ha desaparecido tras su reciente operación ocular). Y utiliza esta anécdota para destacar la importancia que Duran i Lleida da a su imagen y, particularmente, a sus gafas de colores, que parece cambiar diariamente.

De nuestro Presidente ZP destaca su elegante estilo y su olfato para la moda, aunque a juicio del periodista dicho olfato quedó atrofiado permitiendo que sus hijas visitaran al presidente Obama vestidas de negro azabache con una horrenda indumentaria gótica.

Por otro lado, de los populares sí que resalta el artículo su poco sentido de la estética. Así pues, el FAZ se recrea con la desmelenada barba de Rajoy o satiriza de desastre publicitario la aparición de la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, en plan vampiresa en la portada de El Mundo. Mientras que a Francisco Camps lo pone como ejemplo de que la moda no está hecha para el PP, ironizando con el lío en el que está metido por culpa de cuatro trajes baratos.

Incluso el expresidente socialista Felipe González es valorado por el diario alemán, que dice que, aunque de vez en cuando recupera su vieja indumentaria contra-sistema, a día de hoy es uno de los hombres que mejor viste de España.Felipe González

Finalmente, el artículo lanza una pregunta retórica sobre cómo será recordado el gobierno de Zapatero tras su marcha y, más allá de las valoraciones partidistas, concluye que será visto como “un desfile de moda”.

Al menos en mi humilde opinión, se le debe quitar hierro al reportaje del FAZ y decirle a El Mundo que tenga más cuidadín con los traductores de páginas web… Además, no debemos olvidar que política y moda van ligadas de la mano y que la imagen es un factor fundamental que todos los políticos cuidan o deberían cuidar. Las palabras se las lleva el viento, pero las imágenes pesan más y en una sociedad como la nuestra, gobernada por pantallas, la mejor sonrisa, la mirada más convincente, el rostro más simpático y afable se lleva el perrito piloto, es decir, los votos. Como diría Yuri Morejón para una entrevista con Tiempo, “el secreto está en resultar improvisadamente sexy”.

Pero como para gustos, los colores, tampoco hagamos una montaña si alguien “critica” nuestra forma de vestir… Nunca llueve a gusto de todos y, para seguir con la sabiduría popular, “ande yo caliente, ríase la gente”.

 

0

Follow Sandra on

A %d blogueros les gusta esto: